MUGAK, una nueva cita obligada en la agenda cultural donostiarra

En junio de 2017 gabineteseis fue la empresa elegida para hacerse cargo de la comunicación de una nueva cita: la Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi. El reto era grande y múltiple.

Por un lado, había que dar a conocer el certamen. Se celebraba por primera vez, y quedaba todo por hacer. Había un escaso margen de tiempo para organizar las actividades, con numerosas entidades colaboradoras (una veintena) y, aunque la Bienal arrancaba oficialmente el 6 de noviembre y terminaba el 31 de enero de 2018, la semana inaugural concentraba un enorme número de eventos.

Por otro, era necesario lograr una notoriedad entre diferentes públicos: en el ámbito especializado de la arquitectura y su entorno, lógicamente, pero también entre la ciudadanía, sobre todo en San Sebastián, algo más complejo. Hay que tener en cuenta que la arquitectura carece de la capacidad de movilización de otras disciplinas como la música o el cine, donde Donostia ya está asentada como una plaza de referencia.

Ahora, que llega el momento de los balances y las valoraciones, podemos decir que para nosotros ha sido una de las mejores experiencias a nivel profesional de los últimos años. El equipo de la Bienal era reducido pero con una profesionalidad incuestionable, con el comisario Pedro Astigarragaal frente y acompañado por Itziar Iraola en la coordinación. También Tisadesde la secretaría técnica. En gabineteseis hemos contado durante unos meses con Ania Elorza como refuerzo, un auténtico lujo por la implicación, conocimientos y saber estar que ha demostrado en todo momento. Y no hay que olvidar, por arriba a los mandos, a Pablo García Astrain, director de Vivienda y Arquitectura del Gobierno Vasco. Era la primera vez que coincidíamos, y creo que todos estamos de acuerdo: ha merecido la pena, se ha formado un verdadero equipo.

¿Qué hemos hecho en este tiempo?

Es difícil resumir tantas horas de dedicación en los últimos meses. Haciendo honor al nombre de la Bienal (Mugak, fronteras), nos hemos movido por terrenos fronterizos. Hemos generado contenidos para la página web de MUGAK, en cuatro idiomas (gracias, por cierto, a la ayuda de Dedo Multimedia y de Lanzagorta). También hemos creado y dinamizado los perfiles en redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Youtube), hemos sido el punto de conexión entre la Bienal y los medios de comunicación: los locales, los regionales, los nacionales, los internacionales, los especializados… A todos, muchas gracias por el seguimiento. Sin ellos jamás se habría conseguido superar el reto más difícil que teníamos, el de llegar a la ciudadanía. En estos meses se han publicado más de 500 informaciones sobre MUGAK en prensa (tanto digital como en papel), radio o televisión. Una barbaridad.

Y además de encargarnos de todas esas tareas que se supone son inherentes a una empresa de comunicación, nos ha tocado gestionar un sinfín de otras situaciones. Algo lógico en una primera edición, con poco tiempo de maniobra para preparar las acciones, y teniendo en cuenta que se han organizado en total más de 125 actividades y han asistido 30.000 personas.

Sinceramente, creo que el público donostiarra no solo ha conocido la existencia de una bienal de arquitectura en su ciudad, sino que además ha participado en muchas de las actividades que se han organizado. Ha sido una delicia ver durante la semana inaugural cómo el Palacio Miramar se llenaba días tras día, en parte gracias a la participación del alumnado de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPV/EHU. Y también en actos como las mesas redondas organizadas por José Luis Barbería, en la jornada sobre envejecimiento que organizó Donostia Lagunkoia, o en el concierto de Rafael Berrio donde se pudo ver a las viejas glorias de la movida musical donostiarra. O lo mismo, fuera ya de esa ‘semana loca’ de noviembre, en las charlas de la artista Cristina Iglesias o en la jornada de clausura sobre vivienda, o en los talleres infantiles de Maushaus.

Bienal Mugak colaboradores 5

Algunos de los colaboradores de la Bienal MUGAK

Como leía estos días en un comentario de Facebook sobre MUGAK, “se ha demostrado que el criterio y las cosas bien hechas tienen audiencia”. Es cierto. Ese es mérito sobre todo de Pedro Astigarraga, que ha reunido a ungrupo de ponentes de primer nivel internacional, con nombres como Rafael Aranda –ganador con RCR del premio Pritzker 2017-, Sou Fujimoto, Cristina Iglesias, François Chastanet, Alex Anmahian, Alain Tavés, Solano Benítez y Gloria Cabral,… Y ha sido capaz de reunir a una larga lista de colaboradores, en exposiciones y actos que en su mayoría han encontrado una gran respuesta del público. En esta Bienal han colaborado, además del Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de San Sebastián, y otras entidades como la Universidad del País Vasco, el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN), el centro Koldo Mitxelena, Atari, Áncora, Espacio Réflex, el Archivo Peña Ganchegui, el Museum Cemento Rezola, el Cluster Habic y algunas de sus empresas asociadas, el Grupo Elektra, Gráficas Michelena, el Dabadaba, el Museo San Telmo, Tabakalera, las galerías de arte Altxerri, Arteko, Ekain, Kur y Vetus Art.

Una de las mayores satisfacciones de esta Bienal para gabineteseis es la posibilidad que nos ha dado de conocer a personas interesantes, que están haciendo cosas que merecen la pena. Como a Javier Bueno, siempre comprometido con MUGAK desde la asociación Atari; Juan Aizpitarte (de Espacio Réflex), Xabier Pérez de Arenaza y Eduardo Jiménez, del Cluster Habic –con ellos ya habíamos trabajado antes-; o a Eva Salaberria, desde Donostia Lagunkoia –su jornada ‘La casa en una sociedad que envejece’ fue un éxito-, y muchos más.

No sabemos aún cómo quedará la segunda edición, en otoño de 2019, sólo que las actividades se extenderán también a Bilbao y Vitoria, pero ya se ha cimentado una buena base para el futuro. Esperamos estar ahí para verlo y vivirlo.

Eduardo Ortiz de Arri

Socio director gabineteseis

@EduardoArri1

Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *