Un imprescindible código ético para comunicadores

dircom código ético

Ayer se firmó un documento titulado ‘Un compromiso ético para el futuro’. Nace impulsado por cuatro asociaciones de periodistas y de directores de comunicación, entre ellas dircom, a la que estamos asociados en Gabineteseis. En nuestra empresa suscribimos hasta la última coma.

No solo consideramos necesario este manifiesto, sino que -bien pensado- surge la pregunta de cómo se ha tardado tanto en dar forma a este compromiso. Vivimos en un tiempo en el que este tipo de códigos éticos se hacen imprescindibles. Cuestiones que antes parecían sobrentendidas, ahora no son tal. Se han difuminado los límites entre lo que es un medio de comunicación y lo que no. Se mezclan demasiado a menudo los intereses cruzados en este mundo de la información y la publicidad. La sobreinformación, incluso el ruido, confunden al público, que a veces no es capaz de discernir una noticia fiable y veraz de un simple bulo.

Por eso, ante este fenómeno que no deja de crecer se hacen necesarios documentos así, que en esencia se remiten a ideas tan sencillas como que los directores de comunicación se comprometen -nos comprometemos- a información veraz y de calidad, mientras que los periodistas se responsabilizan de contrastar y verificar las informaciones. Somos las dos caras de una misma moneda, y si funcionamos bajo esos principios, la ciudadanía estará mejor informada y tendrá un espíritu crítico basado en hechos reales.

Hay otros códigos éticos similares. En La Asociación, de la que también somos socios, existe uno que también nos hemos comprometido a cumplir.

Habrá quien siga obviando estos compromisos éticos, dará rodeos a la verdad, o continúe funcionando bajo intereses espurios. Pero al menos existe este cortafuegos moral en la profesión. No deja de ser un compromiso de autorregulación. Quien lo infrinja, no tendrá una sanción directa, aunque hay mecanismos para denunciar las malas prácticas.

Este documento está abierto a que se sumen más asociaciones y administraciones públicas. En realidad, las reglas de juego de la ética abarcan a cualquier organización, no solo al de la comunicación.

Por eso desde Gabineteseis consideramos que estos principios son también válidos y extrapolables a las prácticas empresariales en cualquier ámbito. Cualquier entidad pública o privada debería detenerse a pensar si actúa siempre bajo unos valores éticos, y a partir de ahí comprometerse y cumplirlos. El mundo iría mucho mejor, sin duda.

Desde aquí, en Gabineteseis nos reafirmamos en la validez de esos principios éticos. Siempre hemos actuado -y nos comprometemos a seguir actuando- bajo los criterios de la ética empresarial, como la responsabilidad social, la transparencia y la honestidad, la creatividad e innovación, el respeto por la vida familiar o el cuidado del medio ambiente. En cualquier caso, en esta empresa nos inclinamos más por la práctica que por la teoría. Somos de la idea de que ‘el movimiento se demuestra andando’. Antes de hablar de nosotros, preferimos que nos conozcan. Nuestras puertas están siempre abiertas. Y si es para defender compromisos éticos, nos encontraremos enseguida.

Eduardo Ortiz de Arri

Socio director gabineteseis

@EduardoArri1

Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *